Cómo combinar el color marfil en las paredes

¿Quieres pintar tu casa, tu oficina o alguno de tus espacios con pintura color marfil y no sabes con qué otro color podrías combinarla?  Mira estas ideas.

En los últimos años el color marfil se ha puesto muchísimo de moda tanto en interiores como en exteriores. Lo podemos encontrar en cocinas, baños, salas de estar, pasillos, salones de clase, consultorios, jardínes y terrezas. 

El color o tono marfil es ese que está entre el blanco y sus variantes y los tonos más claros de los colores cálidos. Como te podrás imaginar, debe su nombre a la apariencia del esmalte por el que están cubiertos los colmillos de animales como los elefantes o los hipopótamos. 

Y aunque toda la vida ha sido usado para pintar los muros u otras clases de recubrimientos, se ha vuelto más popular desde que los interioristas empezaron a jugar más con él y a explorar mucho más sus posibilidades combinandolo con otros colores. 

A cotinuación te damos algunas ideas de los ambientes que podrías lograr pintando tus paredes de marfil y haciendo juego con otros colores:

Espacios luminosos 

Para que crees espacios luminosos, en donde la luz natural sea uno de los principales puntos de la decoración y el ambiente, te recomendamos que pintes algunos muros de marfil y otros de blanco, beige o gris claro. 

Puedes pintar la  mayoría de las paredes o tabiques de marfil y tan solo uno o dos muros con uno de los colores que anteriormente te sugerimos. 

También puedes dejar todas las paredes color marfil y usar muebles, enseres, accesorios y adornos que tengan los otros colores (blancos, beiges y grises claros). 

Esto no solo le dará mucha luz a tus interiores y/o exteriores sino que además te permitirá crear una atmosfera de calma y relajación inigualable. Pocas cosas te darán más paz que habitar o estar en un espacio así.


Espacios minimalistas 

Si te agrada o te llama la atención esta corriente de la decoración y el diseño, ya te habrás dado cuenta de que uno de los colores básicos del minimalismo es el marfil. Se usa para todo justamente porque es dinámico, sencillo de combinar y claro, muy estético. 

Si quieres tener un lugar minimalista podrías pintar algunas paredes de color marfil y otras de colores grises medios o intensos, marrones o cafés. 

También podrías combinar con todos ladrillo o incluso jugar con distintas tonalidades o gradaciones del color marfil. Usando los accesorios y el mobiliario adecuado esta es una idea fantástica. 

Si prefieres que todos tus muros sean marfil, puedes hacer esto y al igual que en el caso anterior, usar los colores que te hemos sugerido en los muebles, adornos, las cortinas o los marcos de la casa. 

Por cierto, los interiores minimalistas también pueden lucir muy audaces a la vez que refinados con la combinación de marfil y negro, que casi siempre se aplica así: muros y recubrimientos con el primer color (marfil) y puertas, sillones, mesas, sillas y/o lámparas con el segundo (negro). 

¿Te gustaría hacer algo diferente y más arriesgado con tu espacio? Podrías animarte a llevar a cabo esta última tendencia. 


Espacios llenos de vida 

¿Eres amante de lo llamativo y lo lleno de vida? Qué crees, con el color marfil como base también puedes tener un lugar así. 

Pinta la mayoría o la mitad de tus muros de este color y la otra mitad o la parte restante con colores como amarillo, naranja, rojo o verdes como el olivo, el pino o el trébol. 

Y para que tus lugares tengan aún más alegría, decora con mobiliario, marcos de cuadros o fotografías o cualquier otro adorno de colores de este estilo.

Cerciórate, eso sí, de que los muebles o decoraciones que pongas en tus espacios sigan teniendo armonía en cuanto al color para que jamás sientas que te encuentras en un lugar demasiado saturado.


Espacios infantiles 

Por último, puedes hacer de las habitaciones o las salas de juego y aprendizaje de tus pequeños un lugar más lindo y acogedor basándote en consejos muy similares a los de los espacios llenos de vida. 

Usa el color marfil en la mayoría o la mitad de tus paredes y las paredes restantes píntalas de tonos pasteles de colores como rosa, azul, amarillo, verde o anaranjado. 

O bien, pinta todos los muros de algún tono de marfil y decora con cenefas de estampados para niños. 

Si deseas algo aún más elaborado para la recamara o el espacio de tus peques, pinta igualmente todos o la mayoría de los muros de color marfil y en uno o dos de ellos pinta figuras que les agraden. 

Para esto, usa plantillas especiales para las paredes o adquiere esponjas que tengan formas lindas o divertidas, con las que solo tengas que remojar dichas esponjas en la pintura y después dejar que la forma de estas quede calcada en el muro.


¿Te gustaron nuestras ideas? ¿Estás listo para pintar tus espacios con color marfil? Si sí, corre a ver nuestro catálogo, tenemos justo lo que necesitas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: